3 acciones que lastiman profundamente a tu madre y tu ni idea tienes.

Para nadie es un secreto que alguna vez en nuestras vidas hemos tenido pequeñas discusiones con nuestras madres, algunas veces profundas, pero casi la mayoría de las veces cosas leves. Estas cosas algunas veces se nos escapan de las manos y lo hacemos sin querer, debido a que pasamos mucho tiempo cerca de ellas y aveces eso puede provocar esas pequeñas peleas.

Pero, algo que quizás no sabias, es que esas pequeñas discusiones que tu no le das importancia y que olvidas en el mismo momento, a ellas les duele y mucho.

Las madres suelen tener el amor más incondicional de todos, siempre están allí para apoyarte, para contenerte, para escucharte, para ayudarte, entre muchas otras cosas, es por eso que siempre debemos procurar estar bien.

Hay algunas acciones que simplemente hacen que las madres se sientan muy mal emocionalmente, como si en realidad todo lo que han hecho para sacar a sus hijos adelante haya sido en vano y ese dolor les cala hasta lo más profundo.

No esperes a tu madre llegue a una edad avanzada o esté en su lecho de muerte para reconocer todo lo que ha hecho por ti. Para los que ya no tengan a su madre físicamente, recuerden que aunque ella no esté a su lado, estará con ustedes en su corazón y que no importa la distancia o el plano en el que se encuentre, siempre será su madre.

3 acciones que lastiman y dañan a nuestras madres lenta y dolorosamente

1.Conflictos entre hermanos

Que te pelees con alguno de tus hermanos es tremendo para tu madre. No puede tolerar que haya conflictos entre sus propios hijos. Aunque traten de ocultarlo entre ustedes, ella lo sabrá y le hará mucho daño.

Las madres albergan muchos sentimientos y el dolor emocional es uno de ellos. ¿Sabes lo triste y decepcionada que se siente una madre cuando ve la mala relación que tienen sus hijos? Ella se ha esforzado en criarlos y a enseñarles que se tienen que amar unos con otros. Esas discusiones lo único que hacen es dañarla, así que trata de hacer las paces con tu hermano y mejorar su relación, de esta manera tú vives en paz, y tu mamá tendrá no tendrá cargas por las peleas.

2.Falta de reconocimiento

Una madre posiblemente nunca te dirá que quiere más reconocimiento o más valoración de tu parte hacia su persona, pero si no le has prestado atención a esto últimamente, tal vez puedes revisarlo.

Puedes reconocerla en un abrazo, un beso, en un agradecimiento, en una caricia, en ayudarla para ir hacer las compras, en hacerle un favor, en ir a buscarla solo para llevarla a pasear a donde a ella le gusta, regalarle algo que sabes que es de su preferencia, estar atento a sus necesidades y sus gustos.

Es muy duro cuando un hijo no reconoce todo lo que su mamá ha hecho por él y es que no importa cuán pequeño sea el logro que has alcanzado, siempre tienes que agradecer que has tenido una madre que te guió hasta llegar a donde estas. Dile a tu mamá lo agradecido y afortunado que te sientes por tenerla contigo y exprésale tu amor Reconoce todo el sacrificio que ella ha hecho por ti, porque aunque no lo diga, esos pequeños gestos la hacen muy feliz.

3.La indiferencia

Si hay algo que a cualquier persona le hace mal es la indiferencia, pero especialmente a una madre. Ellas suelen estar siempre para ti y lo que más quieren es ayudarte o acompañarte. Si tu la ignoras o la dejas de lado, le partes el corazón.

Solo tienen buenas intenciones. A veces pueden ser un poco sobreprotectoras, detallistas, entre otras cosas, pero siempre quieren lo mejor para ti. Tu mamá solo quiere formar parte de tu vida, saber qué haces, si estás feliz, qué necesitas. Trata de no ignorar nunca a tu madre y de incluirla en tu vida y tus proyectos, la harás más feliz de lo que crees.

Si tu madre intenta abrazarte y te apartas, no sabes lo dolida que puede llegar a sentirse. ¿Sabes lo que daría un hijo que ha perdido a su mamá por abrazarla aunque sea una vez? Valora esas muestras de afecto, cuéntale a tu progenitora todo lo que te entristece y te enorgullece a la vez. Inclúyela en tu vida, hazle saber que tanto ella como su opinión tiene gran importancia para ti y jamás la dejes de lado.

Una madre siempre estará feliz de compartir su tiempo contigo por lo cual piensa en estas tres cosas y trata de hacerla feliz, pues algún día no estará y te arrepentirás de lo que no hiciste o de las veces que te enfadaste con ella.

Toma en cuenta que una simple discusión puede hacer a tu madre llorar y nada le rompe más el corazón a un hijo, que ver a la mujer que le dio la vida derramar lágrimas de dolor, más aún cuando esas lagrimas son causadas por nosotros mismos.

Disfrútala ahora en vida y hazla feliz. Ella hizo mucho por ti.

Con Vida Feliz  te agradece por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te gusta cuanto aqui publicamos, por favor comparte con tus amigos y familiares. Tu apoyo a nuestro esfuerzo es muy importante y apreciado.

COMENTARIOS
error: Content is protected !!