Historia del niño y su mochila de ‘Frozen’ que demuestra cómo los adultos “contaminan” a los más pequeños.

Una historia que vale la pena leer y que como padres deberia hacernos reflexionar.

Mi hijo de 5 años lleva su mochila de Frozen a la escuela, y cuando íbamos camino a la escuela venía una niña con su mamá y la niña le dice “mira que bonita su mochila”, y la señora responde “pero es de niña” y yo pensé: “¿o sea si a mi hijo le gusta la película de Frozen lo hace ser una niña?” En su salón le han dicho “que bonita mochila”, porque son niños pequeños, aún tienen inocencia, aún conservan su pureza… Los niños nacen sin complejos, sin prejuicios, ellos no nacen machistas o feministas, los adultos los hacemos así, los padres los hacemos así, los contaminamos, los llenamos de prejuicios tontos; cuando llegamos a la escuela mucha gente se nos queda viendo, unos para bien, otros se ríen y cuchichean, pero mi hijo se siente feliz con su mochila y a quien le ha cuestionado porque mochila de niña, responde: “no soy niña pero me gusta mucho Frozen, eso no me hace niña”.

Amo a mis hijos, y tienen grandes valores, estoy educando hombres, no acomplejados.

Con Vida Feliz  te agradece por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te gusta cuanto aqui publicamos, por favor comparte con tus amigos y familiares. Tu apoyo a nuestro esfuerzo es muy importante y apreciado.

COMENTARIOS