Mi mamá vive en mi corazón

No quiero pensar en que te has ido a pesar del vacío que has dejado; quiero sólo ver que te has dormido y que despertar del sueño has olvidado.

No quiero pensar en la tristeza ni en el dolor en que me has sumido: quiero disfrutar de la belleza que sólo con tenerte he tenido.

Para tus hijos fuiste el gran pilar en el que siempre pudimos apoyarnos. Infundiste en nosotros tu bondad y tuviste siempre tiempo para amarnos.

Para tu esposo, modelo y ejemplar, pues él nunca ha dejado de adorarte y tú sabes que aunque no vuelvas más jamás por ello él podrá olvidarte.

Para tus nietos fuiste la razón de un tierno amor, que con amor culmina y siempre sentirán en su interior la voz amiga de su fiel “mamina”. 

¡No te has ido, aquí siempre estarás dispuesta a intervenir para ayudarnos y en ese “cielo” un sitio nos harás para que un día volvamos a encontrarnos.

Con Vida Feliz  te agradece por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te gusta cuanto aqui publicamos, por favor comparte con tus amigos y familiares. Tu apoyo a nuestro esfuerzo es muy importante y apreciado.

COMENTARIOS